La actriz Erika Buenfil tiene 54 años, pero se muestra como todo un ejemplo de belleza natural.

La actriz Erika Buenfil tiene 54 años, pero se muestra como todo un ejemplo de belleza natural.

Erika Buenfil, además de ser una actriz talentosa con una larga trayectoria en la televisión, es una mujer que simpre ha defendido la belleza natural. Actualmente tiene 54 años, está libre de cualquier retoque estético y ha demostrado que acepta con mucho orgullo el modo en el que ha evolucionado su cuerpo y su rostro.

Érika Buenfil siempre será recordada como una de las grandes actrices mexicanas por sus maravillosas interpretaciones en novelas como Tormenta de el paraíso, Amarte es mi pecado y Marisol, entre muchos otras.

A pesar de ser una mujer muy elegante, que disfruta de lucir un maquillaje impecable, no es nada extraño que la actriz mustre su rostro al natural sin ninguna preocupación. Anteriormente, ya había recibido muchos halagos por parte de sus seguidores, admirando lo hermosa que luce sin ningún tipo de arreglo.

También ha dejado muy claro que no se avergüenza de su cuerpo y recientemente publicó unas alegres imágenes, disfrutando del sol, y de un agradable día en la alberca. La protagonista de Amores verdaderos luce un estiloso traje de baño de dos piezas con una corta falda negra que resalta sus contorneadas piernas.

Erika recibió todo tipo de halagos y admiración por parte de sus seguidores, tanto por mostrar su cuerpo y estar orgullosa de él, como por lucir una vez más su rostro al natural. Además, sus fans expresaron su admiración por el hecho de que no utilice ningún tipo de filtros ni retoques.

Amarse,es aceptarse tal como eres, hermosa,sin retoques ni filtros segura de lo q eres te felicito,ya es raro q los artistas se muestren naturales ya pura falsedad!!

Érika, por su parte, es una madre que está muy orgullosa de su pequeño Nicolás y ha luchado para poder criarlo sola. Hoy en día, Érika tiene 55 años y es una madre excepcional que cuida y protege a su pequeño.

A pesar de todos los comentarios sobre su hijo Nicolás y su padre, a Érika parece no importarle. Su única intención es disfrutar de su pequeño, quien la hace inmensamente feliz desde el día en que nació. Estamos seguros de que Nicolás debe sentir lo mismo con respecto a su madre. ¿No lo crees? ¿Crees que hay un parecido entre Nicolás y su padre?

Nos sorprende que, a su edad, Érika luzca tan bien, tan saludable y tan radiante. Recibe infinitud de halagos por lo bien que mantiene su cuerpo y por lucir, más de una vez, su rostro al natural que demuestra que es igual de bella con o sin maquillaje.

Hermosa al natural. Una mujer excelente.

Algunos se han preguntado cuando veremos de nuevo a Erika protagonizando alguna telenovela; sin embargo, por el momento la intérprete parece estar centrada en pasar más tiempo con su hijo Nicolás y dedicarse a descansar y disfrutar de la vida. Ella es toda una inspiración para las damas y un ejemplo de aceptación. Gracias por visitar nuestra web.

Bonus:

Erika Buenfil, nombre artístico de Teresa de Jesús Buenfil López (Monterrey, Nuevo León; 23 de noviembre de 1963),1​2​ es una actriz, cantante y conductora de televisión mexicana.

Nació el 23 de noviembre de 1963 en Monterrey, Nuevo León México. Es la menor de cuatro hermanos, hijos de María Martha López y José Luis Buenfil. Desde pequeña, esta gran estrella mexicana estuvo ligada al mundo de los espectáculos.

Erika ha incursionado en el mundo de la actuación mediante cine, teatro y televisión, en donde es más conocida, en la conducción y finalmente, en el canto, donde grabó tres discos: Se busca un corazón (1986), Soy mujer (1988) y Cerca de ti (1990). En 1986 el productor Eugenio Cobo selecciona el tema “Perdóname” como tema oficial de la segunda etapa de la telenovela Cicatrices del alma, que fue protagonizada por Norma Herrera.

A inicios de los 70 ella fue con su hermana a un casting para un programa de niños, en la que finalmente quedó seleccionada; “Cinelandia”, “Festivaleando” y “La hora de la merienda con Teresita“no fue más que los primeros pasos de aquella estrella naciente que estaba a punto de triunfar por lo grande.

Cabe destacar que a los 8 años participaba como edecán infantil junto al tío Gamboin, en su programa de juegos y caricaturas: “Una tarde de Tele”; y a los 10 años junto al tío Rodolfo como Teresita en su natal Monterrey.

Credit: Wikipedia