Saltar al contenido

CUANDO UN HOMBRE DEJA DE AMAR A UNA MUJER EMPIEZA A SENTIR ESTAS 8 COSAS.

Si crees que tu pareja está teniendo una actitud extraña contigo y sientes que ya no te presta atención como antes, entonces siéntate, revisa la lista y ten en cuenta los siguientes puntos:

1. Deja de ser el protagonista de sus sueños

Cuando estás en una relación, sueles incluir en tus sueños y planes a su pareja, imaginando una vida entera con esa persona. Pero cuando el amor se empieza a acabar, los pensamientos se centran en unx e incluso puede crear un futuro en soledad, sintiendo que esto es mucho mejor.

2. Deja de ser el primer pensamiento al despertar

Si estás enamoradx, lo primero en que piensas al momento de despertar es en tu pareja. Si viven juntos, te acercas para acariciarlx y saber cómo amaneció. Pero si ya no sientes nada, la preocupación desaparece y los pensamientos se tratan de otras cosas, como lo que debes hacer durante el día.

3. La soledad ya no es incómoda

Al dejar de preocuparse por su pareja y extrañarlx, la persona comienza a ocuparse de sí misma y empieza a disfrutar de la soledad y la tranquilidad, realizando cosas que le interesan en sus ratos libres y retomando otras relaciones que tal vez había dejado de lado, como a sus familiares o amigos.

4. Las comidas que compartían ya no existen

Los almuerzos y cenas que disfrutaban juntos van perdiendo importancia, y ni siquiera se esmera por cocinar algo especial o planear una salida romántica. Ahora, si alguna vez se sientan a la mesa a la misma hora, no conversan ni se ríen como en el pasado y sólo hablan de cosas cotidianas.

5. Se divierte con otras personas

Habrá un momento en el que la persona se dará cuenta que al estar con otrxs y disfrutar esos momentos, se siente más feliz que cuando su pareja es partícipe de esas situaciones, por lo que ya no lo extraña tanto. Es ahí cuando comienza a armar panoramas en soledad y buscar otros caminos en su vida.

6. Deja de preocuparse por su pareja

Sin darse cuenta, ya no es una persona interesante e incluso no es una preocupación su bienestar, ni tampoco dónde está, con quién o qué está haciendo. Ahora lo único que importa es unx mismx y otros seres queridos, como sus padres o hijos.

7. Cuando saluda o se despide ya no siente nada

Antes se sentía nerviosismo al ver al ser amado y tristeza cuando se despedía por las mañanas, pero ahora esos sentimientos han desaparecido. Es más, muchas veces se siente afortunadx al dejar de tenerlx cerca por varios días, una sensación de libertad que no había experimentado y que anuncia final.

8. Comienza a fijarse en otras personas

Empiezas a olvidar el pasado y a sentirse atraídx por otras personas, incluso desea conocer a alguien especial con quien formar nuevamente una pareja, imaginando cómo sería estar con esa persona y volver a sentirse enamorada de verdad.