Esta ecuación no será el reto del siglo, pero hallar la solución dará un poquito de orgullo y prestigio

Esta ecuación no será el reto del siglo, pero hallar la solución dará un poquito de orgullo y prestigio

Los problemas matemáticos parecen simples. Además, si conoces las reglas de suma y resta, multiplicación y división, ¿cómo puedes fallar en encontrar la solución?

Sin embargo, ciertas ecuaciones parecen tan simples que se convierten en un enigma al analizarlas mejor.

El autor de este rompecabezas matemático viral es David Wolfe: su ecuación tiene dos soluciones.

¡Ten eso presente!

Piénsalo, calcula y da tu resultado. ¡Sin trampas!

No busques la respuesta antes de tiempo.

Ahora, si estás intentando resolver este acertijo que te parece difícil, lo primero es no entrar en pánico; sino, al contrario, respirar, estar relajado y reflexionar lo mejor que puedas acerca del ejercicio que te están planteando.

Formas en que resolver acertijos puede ayudar a tu cerebro.

  • Mejora tu memoria.
  • Reduce los riesgos de padecer demencia.
  • Mejora la actividad cerebral y la concentración.

Aparte de todo esto, los acertijos son fuentes de entretenimiento y de relajación.

¿Cuánto te dio?

Primera respuesta correcta:

Esta ecuación no será el reto del siglo, pero hallar la solución dará un poquito de orgullo y prestigio

Si comenzamos agregando 1 y 4, obtenemos 5.

A continuación, suma 2 y 5 para obtener 7. Y luego, suma el resultado de la ecuación anterior 5 a este número, y obtendrás 12.

La tercera línea: suma 3 y 6 para obtener 9, y agrega la suma de la línea anterior, que fue 12. El total es 21.

La última línea: primero, al sumar 8 y 11, se obtiene 19. Luego, agrega el resultado de la ecuación anterior, como hicimos antes. Y la respuesta es 40.

Si esta fue tu respuesta, ¡bien hecho!

Otra forma de resolverlo y otra respuesta:

Esta ecuación no será el reto del siglo, pero hallar la solución dará un poquito de orgullo y prestigio

Los siguientes cálculos te llevarán a una solución diferente:

1 + 4 = 1 + (1 x 4) = 5

2 + 5 = 2 + (2 x 5) = 12

3 + 6 = 3 + (3 x 6) = 21

8 + 11 = 8 + (8 × 11) = 96.

Entonces, ¡la segunda respuesta correcta es 96!

¿Cómo lo resolviste?

¿Quién dijo que las matemáticas tenían que ser aburridas?

Bonus:

Los acertijos lógicos son pasatiempos o juegos que consisten en hallar la solución de un enigma o encontrar el sentido oculto de una frase solo por vía de la intuición y el razonamiento, y no en virtud de la posesión de determinados conocimientos. La diferencia con las adivinanzas consiste en que éstas, plantean el enigma en forma de rima y van dirigidas generalmente a públicos infantiles.

Como para todos los juegos de lógica, un acertijo lógico debería tener una base matemática o lógica. Sin embargo, están muy difundidos los acertijos que una vez resueltos revelan una naturaleza más o menos humorística. Por ejemplo, por el hecho de estar basados en juegos de palabras o por el modo de proponer el enunciado. Un esquema más o menos típico consiste en presentar una situación paradójica y preguntar al participante cómo es posible que se produzca dicha situación.

Para resolver los acertijos más comunes hay que hacer uso de la imaginación y la capacidad de deducción. La resolución tiene que darse con el mero planteamiento del enunciado por lo que no se permite realizar preguntas.

Como justificación teórica de la validez de una medición mediante el uso de test psicológicos, se argumenta que el comportamiento individual que los reactivos de la prueba provoca puede ser valorado en comparación estadística o cualitativa con el de otros individuos sometidos a la misma situación experimental, con lo que se da lugar a una determinada clasificación del sujeto.

Una subdivisión fundamental en los acertijos lógicos son los acertijos de sí o no en los que la información inicial proporcionada es incompleta. En esta categoría, el acertijo basado en paradojas, debe ser resuelto. En ellos, se describe una situación atípica y los participantes, por medio de preguntas, deben descubrir el origen de la misma. La persona que lo propone tan solo puede responder sí o no a las preguntas que le planteen por lo que éstas deberán ser muy concretas. Es importante hacer saber al inicio que las soluciones no se pueden hallar por deducción por lo que será necesario realizar varias preguntas para alcanzar la respuesta correcta.

La construcción del test debe procurar que el comportamiento específico ante determinado reactivo represente lo más fielmente posible el funcionamiento del sujeto en situaciones cotidianas donde se pone en ejecución real la capacidad que el test pretende evaluar.

Credit: Wikipedia