Si te gustaría saber si eres alguien de mente abierta, esta prueba te puede ayudar a descubrirlo.

Las personas de mente abierta siempre están disponibles ante cualquier debate, invitación o críticas. Anteriormente ya hemos presentado varias pruebas visuales donde te decíamos cómo son partes de tu personalidad y por ello, en esta ocasión te presentamos una prueba visual en la que sabrás si eres una persona de mente abierta. Ya han sido muchas las pruebas que se han hecho virales en las redes sociales, porque aparte de agudizar la vista y el sentido, también ayudan a comprender cómo eres internamente con varias de estas pruebas.

Cómo saber si eres de mente abierta con esta prueba

¿Quieres saber si eres una persona de mente abierta? Pues bien, para ello deberás prestar atención a la siguiente ilustración, en ella hay dos figuras y tendrás que quedarte con aquella que mas te llame la atención. Cabe decir que esta prueba es meramente con el objetivo de entretener y no pretende dar un resultado psicológico válido. Dicho esto, ¿Te gustaría realizar esta prueba para conocer si eres alguien de mente abierta?

Resultados:

Si has visto un gato: Te caracterizas por tener una mente abierta. Eres amable, atento y cordial con todos los que te cruzas. Respetas y escuchas la opinión de todos y no discutes por nada, salvo que no quede otra escapatoria. Detestas las limitaciones y te escabulles de los lugares que no te permiten desarrollarte al cien por ciento. Crees fuertemente que una persona puede cambiar sin importar los errores que cometió en el pasado. Eliges no guardar rencor y sueles perdonar con facilidad. Sin embargo, si alguien hiere tus sentimientos, difícilmente volverás a confiar en él. Tu familia es un pilar fundamental en tu vida.

Si has visto un corazón: Eres una persona que se destaca por ser sumamente egocéntrica. Solamente sabes hablar sobre temas que te tienen como protagonista. No toleras las críticas y para ti, todo lo que realizas es perfecto. Si no cambias el modo de ver la vida, a largo plazo te pesarán tus decisiones ya que nadie querrá estar cerca tuyo. Adoras ser el centro de atención y sufres si pasas desapercibido en los lugares que asistes. Posees objetivos muy claros y vas tras ellos cueste lo que cueste. Si te caes, te levantas con fuerzas y nada te impide alcanzar tus metas.