Únicamente tienes que mirar tu dedo índice y escoger la forma, de las tres posibles que encontrarás en la imagen de abajo con la que más coincide. Después, debes deslizar debajo de la imagen para conocer los resultados.

 Dedo recto (A)

Usualmente te muestras ante los demás cómo una persona fuerte y resistente. Eres independiente y no te gusta mostrar tus emociones, pero realmente eres sensible y emocional. Eres honesto, justo y con un gran corazón.

 Dedo en punta (B)

Eres creativo, leal de corazón, y una vez que te entregas a alguien procuras nunca defraudar su confianza y brindarle toda tu atención. Eres entregado a lo que haces, por esto cuando tomas una decisión nunca descansas hasta alcanzar tu objetivo. A menudo te preocupa que otras personas te hieran.

 Dedo con nudillos grandes (C)

Con facilidad olvidas todo aquello que te molesta. Usualmente no aceptas desafíos, ni te gustan las situaciones que te sacan de tu zona de confort. Respetas las opiniones de otras personas y estás abierto a interiorizarlas. Eres sensible y piensas dos veces antes de herir a los demás.